Cross de Celadas, buena escusa para pasar un magnífico día

La verdad es que pasamos un día genial. Por la mañana sufrimos con el calor en el circuito de Celadas y salimos ilesos del cocodrilo de la charca, pero a medio día nos desquitamos con la excelente comida que nos sirvieron los padres de Abel en el Restaurante El Salón de Riodeva. Después de comer nos fuimos a los Amanaderos donde algún padre hizo la cabra y otros nos “mojamos” para obtener las mejores fotos. Y es que después del buen vino que nos sirvieron Pedro e Isabel a los mayores nos dio por hacer eso que decían Los Secretos: "Volver a ser un niño". En fin, un día es un día y la verdad es que este es para recordar.
P.D.: Lamentablemente no todo puede ser siempre perfecto y aparte de que Adrián Torner no pudo correr (aunque sí que nos acompañó) por estar un poco pachucho también echamos de menos a Pedro que no pudo pasar el día con nosotros por la pérdida de un familiar. Ánimo amigo.

Fotos

0 comentarios: