10K ALCAÑIZ, LA CRONICA DE PEPE ESPAÑOL

LA CORRIDA DE UN FIN DE SEMANA SIN CORRIDA.-

¡Pues no! No puedo ser. No me devolvieron la pierna izquierda a tiempo (de hecho, aún no me la han devuelto, a ver si la semana que viene….) y no pude tomar la salida. Hace dos años ya me tocó correr en Zaragoza en el Parque Grande con la pierna derecha al hombro y es muy incómodo. Esta vez preferí no salir en la 10 Q de Alcañiz.-
Quienes si salieron fueron tres miembros del Club, Javier y Manolo de Jueces y Jesús Martín corriendo que es para lo que estamos. Y realizo un espectacular 38’ 59’’ (38’ 48’’, tiempo real); los tiempos de Manolo y Javier no los he podido encontrar; pero ya sabéis que soy un poco torpe con la cosa de las modernas tecnologías.-
Así que no os puedo contar muchas cosas de la corrida; pero en cambio puedo contar cosas muy interesantes; que en Alcañiz organizan muy bien este lío y hubo un montón de actividades entretenidas.-
La que más me llamó la atención fue el viernes. Jordán Santos; que es un atleta vasco pero que anda por ahí por el Maestrazgo; nos dio una deprimente conferencia sobre la supremacía de Kenia en las pruebas de fondo; y explico lo de deprimente:

Desde 1964 en los Juegos Olímpicos de Tokio en que empezaron a entrar en puestos de podio se han vuelto absolutamente insoportables (32 % de todas las medallas posibles; y en los mundiales 35 %). Así que los estudiosos como el amigo Jordán se han puesto a buscar las causas por las que un país tan chico acapare el mercado mundial de medallas y han llegado a la conclusión que no hay conclusiones definitivas sobre el asunto aunque parece que están concluyendo que si hay varios factores que podemos concluir que sumados les dan la supremacía, aunque ninguno es concluyente.-
Antes de seguir con mis propias conclusiones dos incisos:
1º.- Si eres Toni Abadía no te hace falta seguir leyendo. Según Jordán de vez en cuando sale algún europeo de ‘hechuras cuernoafricanas’ y Toni es uno de ellos.-
2º.- Los demás les vamos a ir preguntando a nuestras madres si tiene alguna antepasada (siempre por línea materna) que venga da la familia de los Kalenjin de toda la vida; que es una tribu situada por ahí por Kenia y parte en Uganda y otros países limítrofes que además de servir para dar nombre a la marca deportiva de la cadena Decathlon (efectivamente; kalenji viene de ahí) una mayoría de los atletas keniatas (y algún ugandés) de los del ‘grupico’ acaparador de medallas tiene madres en esa tribu. Supongo que no seréis muchos; pero si hay alguno con estos antecedentes familiares a entrenar que lo tenéis todo prácticamente hecho (al parecer hay una especie de gen que se transmite por vía materna que abunda en esta tribu y podría dar condiciones especiales; pero ya hemos dicho antes que no es concluyente).-
Para los demás (que imagino series casi todos) os voy a explicar detalladamente un método infalible para que nuestros atletas más jóvenes (a mi me pilla esto un poco mayor) terminen con la hegemonía keniata y que consiste en imitar lo más fielmente posible las condiciones que diferencian a estos señores de casi todos nosotros:
1º.- Vivir en altura: al parecer nacer y vivir en altura da mejores condiciones para esto de correr. Así que todos a vivir a la estación de esquí de Valdelinares. No son los tres o cuatro mil metros de los kalenjin y sus amigos pero es lo más a lo que podemos llegar por aquí por la zona.
2º.- Ir corriendo a la escuela: tres de cada cuatro kalenjines con medallas iban a la escuela corriendo. Mandáis a los niños a la escuela de Alcalá de la Selva corriendo; y si quieren ir a ver a la familia se va corriendo también. Ya sé que en invierno puede ser algo duro pero las cosas que merecen la pena suelen requerir su esfuerzo.-
3º.- La genética.- Como ya hemos dicho este punto solo lo tienes si eres Toni Abadía o si vienes de la familia Kalenjin por línea materna. Nada que sugerir; la ciencia no ha avanzado tanto (de momento).-
4º.-- La cosa del cirujano plástico. Es la parte más dura y más cara. Cuando el atleta haya terminado el crecimiento hay que hacerle los siguientes cambios para convertir a nuestros niños en lo más parecido a un kalenjin:
Si es chico hay que dejarlo con 1,62 metros de altura y 42 kilos de peso; todo lo demás fuera (si es chica unos centímetros y kilos menos; una cosa proporcional).-
Gemelos: Todas las fibras rojas fuera; se dejan solo las blancas; si no hay blancas se pintan. La pantorrilla tiene que quedar con el mismo grosor que el antebrazo más o menos.-
Tendón de Aquiles: se estira para ganarle unos diez centímetros de largo y unos dos de ancho.-
5º.- Oxigenación en el cerebro.- Puede ser que venga de la vida en altura; pero sea por lo que sea resulta que a todos los atletas de fondo el oxigeno en el cerebro nos va disminuyendo a partir de un punto, lo que provoca perdida de concentración, alteración del ritmo sin darnos cuenta; cansancio, etc. Por lo visto a los atletas kalenjin la concentración de oxigeno en el cerebro se les mantiene toda la carrera; con las consiguientes ventajas. Para esto no hace falta cirujano; con un taladro y una broca de hormigón del 5 se le practican dos agujeros en el frontal y otro en el occipucio (en la parte de atrás) Así conseguimos la misma oxigenación del cerebro que los keniatas. Se puede acoplar un ventilador de estos de mano si vemos que el aporte de oxigeno no es suficiente y se pueden disimilar con el flequillo si os preocupa la estética (¡ATENCIÓN NIÑOS! ¡no intentéis hacer esto en casa sin la presencia de un adulto; y no valen ni hermanos mayores ni amigos):
6º.- Alimentación.- Se terminaron las hamburguesa, chuches, bollos, macarrones y similares. A partir de ahora gachas todos los días y sin tropezones, y de harina de maíz, nada de trigo. Es lo más parecido que he encontrado en nuestra cocina a la alimentación de los keniatas; el ugali; que ellos dicen que es la causa de sus logros. No se si será verdad, pero por lo visto van con el ‘saquico’ de la harina por todas partes.-
7º.-El factor económico.- Por lo visto es uno de los principales factores de motivación de los keniatas; nada del amor a la patria, la vida sana, el amor al deporte, el espíritu olímpico….. La mayoría afirman que corren por ¡El dinero!. Se terminaron las propinas a los niños. A partir de ahora los caprichos que se los paguen participando en corridas con premios en metálico.-
Aunque hubo más cosas interesantes ya es hora de ir concluyendo; que me estoy alargando un poco demasiado. Sacad las conclusiones que queráis con mi propuesta que yo concluyo ya por hoy aunque la crónica quede inconclusa.-
Un saludo. Espero que no podamos ver pronto que me gusta concluir en compañía.-
Pepe Español.-
[Si os interesa el tema seguid este enlace donde encontrareis al Sr. Santos que os ayudará con sus inconclusas conclusiones:
http://www.martiperarnau.com/archivo/deportes-archivo/el-fenomeno-keniano-a-examen/]


0 comentarios: